Medicina Tradicional Mexicana


 La Medicina Tradicional Mexicana es una tradición en nuestros pueblos indígenas, es uno de los tesoros culturales más importantes en nuestro país que debemos de conservar de generación en generación, el cual es un conocimiento que se basa en la naturaleza en relación con la naturaleza humana. Dentro de la Medicina Tradicional Mexicana se encuentra la herbolaria, la cual sufrió grandes alteraciones durante la conquista. Un dato significativo data en la llegada de Hernán Cortés, donde los conquistadores describieron como era el mercado de Tlatelolco, y Cortés hacia mucho hincapié en cuanto a los puestos de herbolaria. Él decía que había una calle especializada de boticarios, donde cada casa se dedicaba a hacer jarabes y otros medicamentos.

 

   Los sacerdotes curaban y también practicaban el liderazgo, eran consejeros de Moctezuma y también realizaban otras tareas, pero fueron muertos por los conquistadores, ya que los consideraban peligrosos por su sabiduría. Se destruyeron los templos, aunque en cada casa se hizo un altar y de esta manera cada familia en su hogar siguió con los rituales, ya que les quitaron los templos. Igual sucedió con la educación en cada casa donde la lengua, las costumbres y creencias, debían ser enseñadas de padre a hijo. Fue muy útil esta estrategia y por ello nos llega hasta nuestros días mucho de esta tradición.

 

Terapias Medicina Tradicional Mexicana:

  • Tronada de anginas.
  • Tronada de empacho.
  • Herbolaria científica.

MÉTODOS DE PREPARACIÓN HERBOLARÍA


 

 

       Existe una amplia variedad de hierbas medicinales que se usan para un sinfin de padecimientos. Hay distintas formas de preparar las hierbas, aquí te describimos brevemente algunas de las más utilizadas:

 

 

 

 

INFUSIÓN O TISANA:

1 cucharadita (cafetera)  3 - 6 grs por taza 250ml

--> Se colocan las hierbas en el recipiente y se vierte agua hirviendo; se deja reposar por al menos 5 minutos.  Este método es benéfico para hojas y flores así como tallos delgados y no leñosos.

 

DECOCCIÓN:

Se utiliza para cortezas y/o plantas leñosas.

--> Se colocan las cortezas o plantas leñosas en agua hirviendo alrededor de 10 minutos;  se retira del fuego y se reposa por 5 minutos.

 

MACERACIÓN:

--> Se coloca la hierba en agua a temperatura ambiente y se deja reposar por 24 hrs.

 

CATAPLASMA:

--> Se tritura o muele la planta , cocida o humedecida , para aplicarla directamente sobre la parte afectada.

 

FOMENTO:

--> Infusión o decocción concentrada aplicada con un lienzo.